Home / Volcanes de Chile / Volcán Choshuenco – Mocho
Volcán Choshuenco Mocho (Chile)
Volcán Choshuenco Mocho (Chile)

Volcán Choshuenco – Mocho

El Volcán Choshuenco – Mocho está situado en la comuna de Panguipulli, en la provincia de Valdivia, en la XIV Región de Los Ríos, Chile.

Está actualmente inactivo y se caracteriza por tener dos conos volcánicos, de los cuales deriva su nombre. Choshuenco, por el Cono que es perceptible desde el pueblo de Choshuenco, este cono está constituido por un viejo cráter colapsado. El Mocho, el cono sud-oriental tiene su parte superior chata.

El Choshuenco tiene una altura de 2.415 msnm, y el Mocho una de 2422 msnm. El Mocho tiene dos erupciones registradas, una en 1864 y otra en 1937. El volcán se destaca por estar rodeado de múltiples lagos como el Riñihue, el Panguipulli y el Pirehueico.

Su nombre significada en mapudungún “aguas amarillas”, posiblemente haciendo mención a emanaciones o vertientes sulfurosas que pueden haber escurrido por los faldeos del volcán.

El volcán Choshuenco es un nevado eterno, que junto a su vecino al volcán hermano el Mocho, se piensa que formaban parte de un solo volcán extinto hace mucho tiempo atrás y dominan gran parte del paisaje cordillerano de la región de Los Lagos. De su cumbre se observa la selva valdiviana y los lagos Ranco, Riñihue, Panguipulli, Neltume y Pirihueico, y toda la línea de los volcanes desde el LLaima hasta el Osorno. Lo anterior conforma un maravilloso paisaje.

Aunque son hermanos y son candidatos a ser considerados y descritos como parte de un mismo sistema, el Choshuenco y el Mocho son muy disímiles.

El Mocho es un característico volcán de forma chata, cónica, rodeado de piedras volcánicas.

En cambio el volcán Choshuenco también es un estratovolcán, pero coronado por afiladas fortificaciones de roca y rodeado hasta la base de la roca cimera por nieves eternas que en verano exponen gigantes grietas. El Mocho es patentemente menos complejo que el Choshuenco, que demanda de mayor manejo técnico y equipo.

En todo caso, comparten aproximadamente un 80% de la ruta que se debe seguir para ascenderlos (1200 de los 1500 metros de desnivel), y los acopla una enorme montura de hielo que toma menos de 40 minutos cruzar para llegar de la base de uno a la base del otro.

La zona es muy poco examinada y visitada, y por lo mismo, mayormente atractiva e interesante.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Inline
Inline