Lunes , Septiembre 25 2017

Humberstone

La ruta salitrera es destino obligado de recorrer cuando se viaja al Norte de Chile. Sobre todo Humberstone, la más destacada oficina, que hoy es un museo al aire libre.

A 48 km. de la ciudad de Iquique, en la Región de Tarapacá, yacen los restos de la que fuera una de las oficinas salitreras más importantes del mundo. Sola, deshabitada, guarda consigo los recuerdos de una historia cargada de esfuerzo, trabajo y esplendor. Sus vestigios, sumado a la pureza del cielo y el contraste con la desértica cordillera de Atacama, retrotraen a los visitantes a una época de riquezas y maravilla situada por allá en el fin del siglo XIX y el principio del XX. En esa época, el mineral era el protagonista absoluto, y fue tanta su importancia, que la salitrera llegó a albergar en sus fronteras a más de 3.500 habitantes.

En 1970, Humberstone fue declarada Monumento Nacional y en el año 2005, la Unesco la declaró Patrimonio de la Humanidad. Tras esto, comenzó un proceso de restauración que augura un esplendoroso panorama para el turismo de la región, uno que da a conocer cómo vivían y trabajaban los antiguos pampinos de Tarapacá.

Dónde Dormir en Iquique

🏡🏨 Buscar alojamiento en Iquique

Un encuentro con la historia

chile-iquique-humberstone-desierto-atacama-2

La entrada a la pequeña ciudad de Humberstone se realiza por la Avenida Manuel Baquedano, llamada así, en honor al General en Jefe del Ejército de Chile, vencedor en la Guerra del Pacífico. Las casas de este sector estaban destinadas a los trabajadores casados y disponían de mayores comodidades. El primer nombre de esta oficina fue La Palma y luego, al cambiar de dueño en 1934, adoptó el nombre con el que se le conoce hoy. Humberstone estuvo operativa hasta el año 1960, momento en el cual la empresa extractora del mineral decayó, fundamentalmente a propósito de la creación alemana del salitre sintético. Sin embargo, los edificios que cobijaron la historia salitrera chilena, se conservan en buen estado, lo que permite ingresar a ellos y apreciar la majestuosidad de las construcciones. Un ejemplo, es la la Iglesia Católica Jesús Obrero, levantada junto al pueblo obrero en la década del 30 por la Orden de los Padres Oblatos de María Inmaculada. Hoy está totalmente restaurada en pino oregón con una línea arquitectónica moderna.

La Recova, en tanto, es una especie de mercado moderno con una infinidad de puestos que ofrecían desde verduras hasta un taller fotográfico. La entrada a este lugar está coronada por una torre de madera en cuyo centro el antiguo reloj todavía marca la hora.

En el recorrido, el visitante puede conocer también “Los Buques”, pabellones donde vivían los obreros. Cada uno llevaba el nombre de un navío de guerra de la Armada Nacional, como “El Latorre”, “El Prat”. Estas construcciones están mayoritariamente convertidas en ruinas tras el terremoto del año 2005.

Diversión en la salitrera

Seducen del recorrido la posibilidad de conocer los espacios que, en una ciudad minera, eran destinados a la distracción y el disfrute. Destacan entre ellos el Hotel y Club social, situado frente de la plaza. En su época originaria impedía el ingreso a jefes, ejecutivos y empleados de escritorio. Hoy está como nuevo, como si el tiempo se hubiera detenido.

En la pérgola del patio interior, cuyo techo conserva aún la caña ecuatoriana, se realizaban atractivos bailes sociales animados por una orquesta. La piscina, el mayor centro de recreación de su época, fabricada con planchas de hierro remachadas, posee un trampolín de tres niveles y gradería techada para el público. El agua era extraída del subsuelo a 45 metros de profundidad.

Otra de las atracciones que es posible visitar, es el Teatro Humberstone, escenario de célebres artistas nacionales y extranjeros. De España venían las compañías de Opereta y Zarzuela. También se presentaron obras de teatro y cine.

La pulpería, otro espacio de importancia en la salitrera, proveía a las familias de toda lo necesario para vivir: desde un terno de ropa hasta comida.

La escuela pública sigue perfectamente equipada, como si todavía educara a los hijos de los trabajadores, y la Casa de la administración, parte de ella residencia de Santiago Humberstone, dueño de la oficina, exhibe la magnificencia de una época próspera, tanto como desigual entre hacendados y trabajadores.

El recinto está abierto para el público todos los días del año y cuenta con vigilancia privada. Desde Iquique, ciudad principal más cercana, salen buses a diario que lo conducirán a la magia de la ruta salitrera.

Visita Virtual

Puedes hacer uan visitia virtual utilizando la nueva herramienta de Google Street View

Visita Virtual a Humberstone utilizando Google Street View

Te recomiendo

5 termas imperdibles del Sur de Chile

Recorrer el sur de Chile es una experiencia fantástica, disfrutar de sus bosques nativos, sus …